Esto es lo que aceptas (y quizás no lo sepas) cuando usas WhatsApp