Hilos de Twitter, los nuevos escenarios para narraciones ficticias y misteriosas