Instagram reina entre los adolescentes, que abandonan Snapchat y Facebook