Instagram toma el relevo de una Facebook en decadencia