Un acuerdo de Facebook con fabricantes hace imposible eliminar su aplicación de teléfonos Android